Día del Orgullo LGBTI+: Reflexiones y desafíos en el ámbito laboral

Día del Orgullo LGBTI+: Reflexiones y desafíos en el ámbito laboral

Con motivo del Día del Orgullo LGBTI+, analizamos con REDI los principales desafíos del colectivo en el área laboral.

En el marco del Día del Orgullo LGBTI+, Grupo Ruiz reafirma su compromiso con la diversidad y la inclusión en el ámbito laboral. Para entender mejor los desafíos y oportunidades que enfrenta la comunidad LGBTI+ en el trabajo, conversamos con Óscar Muñoz, codirector de REDI, la Red Empresarial por la Diversidad e Inclusión LGBTI.

Desafíos persistentes

A pesar de que España cuenta con una de las legislaciones LGBTI+ más inclusivas de Europa, el colectivo sigue enfrentando importantes obstáculos en el entorno laboral. Óscar Muñoz explica: “Las personas LGBTI+ siguen enfrentándose a actitudes discriminatorias tanto a la hora de acceder a un puesto de trabajo, como en el ejercicio de este. Las empresas aún mantienen sesgos culturales heredados de nuestra sociedad, que todavía no es lo suficientemente inclusiva.” Estos sesgos afectan especialmente los procesos de selección y promoción, apunta, creando barreras significativas en momentos clave para la carrera profesional de una persona.

“El 86 % de las personas LGBTI+ escuchan en sus lugares de trabajo comentarios o chistes homófobos”.

Óscar Muñoz, codirector de REDI (Red Empresarial por la Diversidad e Inclusión LGBTI)

De hecho, las estadísticas reflejan una preocupante realidad de desigualdad en el acceso al empleo y en las oportunidades de crecimiento profesional para la comunidad LGBTI+. “7 de cada 10 personas lesbianas, gays y bisexuales consideran que serlo supone un inconveniente para encontrar un empleo, y el 55 % piensa que además dificulta su promoción profesional,” indica Muñoz. Este sentimiento de desventaja es particularmente agudo entre las personas trans, quienes enfrentan una tasa de desempleo extremadamente alta y mayores dificultades para acceder a oportunidades laborales, con un 83 % de ellas encontrando obstáculos significativos en el proceso de búsqueda de empleo (UGT, 2023).

Muñoz señala que la discriminación a menudo proviene de los propios compañeros de trabajo, con un 25 % de los casos reportados de discriminación. (Consultora mpatika* & REDI, 2018 & ManpowerGroup, 2022). Este panorama se ve agravado por la invisibilidad forzada que muchos eligen mantener en el trabajo por miedo a la discriminación.

El codirector de REDI destaca que “solo 4 de cada 10 personas LGBTI+ (38 %) se atreven a hacerlo público completamente y esta cifra disminuye para el caso de mujeres lesbianas y de jóvenes menores de 30 años que acaban de empezar su carrera laboral.” (Consultora mpatika* & REDI, 2018). En este sentido, Muñoz añade que la falta de visibilidad no solo impacta en la salud mental de los empleados, sino que también reduce su participación activa en la creación de un ambiente de trabajo inclusivo.

Impacto del acoso y la discriminación

El acoso y la discriminación tienen un impacto devastador en el rendimiento y la satisfacción laboral de las personas del colectivo. “El 86 % de las personas LGBTI escuchan en sus lugares de trabajo comentarios o chistes homófobos”, señala Muñoz. Este ambiente hostil genera altos niveles de estrés y ansiedad, afectando la salud mental y reduciendo la productividad de los empleados. Estar constantemente en alerta y preocupado por posibles actitudes prejuiciosas no permite la concentración requerida en el ejercicio de sus funciones, lo que repercute negativamente en el desempeño laboral y en el clima general de la empresa, añade. Además, el miedo a ser discriminado hace que muchos empleados LGBTI+ no puedan desarrollar plenamente su potencial, lo que se traduce en una menor retención de talento y menos soluciones innovadoras dentro de la empresa.

En este contexto, la recientemente aprobada Ley 4/2023 para la igualdad real y efectiva de las personas LGBTI+ supone un paso crucial, pero su implementación efectiva es esencial. “Es necesario tener los instrumentos adecuados para que se cumplan las leyes,” subraya Muñoz. La ley obliga a las empresas con más de cincuenta empleados a contar con un conjunto planificado de medidas y recursos para evitar la discriminación, un aspecto que REDI está comprometida a apoyar.

Medidas proactivas

Muñoz destaca la importancia de un compromiso genuino de la alta dirección con la diversidad y la inclusión. “Sensibilizar a la plantilla y eliminar sesgos en los procesos de selección y promoción laboral es esencial,” afirma. La sensibilización y formación en diversidad e inclusión son fundamentales para cambiar la cultura corporativa.

“Solo 4 de cada 10 personas LGBTI+ se atreven a hacerlo público completamente”.

Óscar Muñoz, codirector de REDI (Red Empresarial por la Diversidad e Inclusión LGBTI)

Para evaluar la efectividad en inclusión de las empresas, se emplean indicadores clave de desempeño (KPIs) como el número de iniciativas de inclusión y las encuestas de clima laboral. El codirector de REDI apunta que el aumento percibido del número de personas LGBTI+ que se visibilizan en la empresa y la participación en iniciativas de inclusión son indicadores importantes. Además, las encuestas anónimas y confidenciales dirigidas a la plantilla también proporcionan valiosa información sobre el clima laboral y el impacto de nuestras políticas. Estos datos permiten ajustar las estrategias y asegurarnos de que estamos avanzando hacia un entorno de trabajo verdaderamente inclusivo y acogedor para todos.

Comprometidos con la diversidad y la inclusión

Para Grupo Ruiz, la inclusión no es solo una obligación legal, sino una oportunidad para construir una cultura corporativa más rica y diversa. Estamos trabajando activamente para sensibilizar a nuestra plantilla y asegurar que todos nuestros empleados se sientan valorados y respetados sin importar su orientación sexual o identidad de género.

Además, estamos revisando nuestras políticas corporativas para asegurarnos de que sean inclusivas y justas, y desarrollando protocolos antiacoso adecuados. Nuestro objetivo es crear un entorno donde cada empleado se sienta seguro y valorado, y donde la diversidad de perspectivas sea vista como una fortaleza. La comunicación corporativa juega un papel crucial en este proceso, ya que hablar abiertamente sobre estos temas ayuda a normalizar la inclusión y a crear un espacio de trabajo más acogedor para todos.

En este Día del Orgullo LGBTI+, en Grupo Ruiz reafirmamos nuestro compromiso con la creación de un entorno laboral inclusivo y libre de discriminación. Nos esforzamos cada día por construir un lugar de trabajo donde todas las personas, independientemente de su orientación sexual o identidad de género, puedan sentirse seguras, respetadas y valoradas.