Grupo Ruiz presta su ayuda a las familias más vulnerables por la crisis del COVID-19

Grupo Ruiz presta su ayuda a las familias más vulnerables por la crisis del COVID-19
La crisis generada por el COVID-19, está agravando la situación de muchas personas, que cuentan con las donaciones como único recurso para mantenerse. Por eso, los trabajadores de las entidades de restauración de Grupo Ruiz, elaboran paquetes de comidas preparadas que son repartidos entre varias familias desfavorecidas de Leganés. A través de la Parroquia San Ramón Nonato, que coordina esta actividad, más de 30 familias necesitadas de la zona cuentan con esta ayuda.

La crisis ocasionada por el coronavirus está agravando la situación de familias que encuentran dificultades para sobrellevar el día a día. El descenso de los ingresos familiares, el cese de trabajo o la enfermedad, hace que muchas personas se encuentren en un momento de vulnerabilidad grave. Esta es una consecuencia más del virus al que nos enfrentamos.

Ante la difícil situación y tratando de aportar un granito más de arena a la lucha contra el COVID-19, Grupo Ruiz ha querido ayudar a varias familias en situación de vulnerabilidad. Con la mediación de la Parroquia San Ramón Nonato, desde el pasado jueves, se reparten varios paquetes de comidas preparadas entre los hogares más desfavorecidos de la zona de influencia de la parroquia (Barrio del Candil de Leganés).

Los trabajadores de las entidades de restauración de Grupo Ruiz elaboran, cada día, comidas listas para consumir, que son trasladadas a la Parroquia San Ramón Nonato de Leganés, desde donde se coordina su reparto entre varias personas y familias de la zona.

Esta Parroquia atiende a colectivos desfavorecidos desde hace años, ayudando todos los meses a sufragar distintos gastos. Sin embargo, la situación se ha acrecentado por la crisis del Coronavirus, lo que ha llevado a muchas familias a contar con las donaciones como único recurso para mantenerse. Por eso, voluntarios, feligreses y entidades, como Grupo Ruiz, han querido sumar sus esfuerzos, intentando paliar los complicados momentos que viven estas personas.

Para evitar aglomeraciones y respetar las medidas de prevención, su párroco – Juan Miguel Rodríguez – nos cuenta cómo se desarrolla la ayuda: “Dos voluntarias han ido agendando a cada familia una hora para que vengan a la parroquia a recoger su pack de comida ya preparada, por el restaurante de Grupo Ruiz. Un voluntario y yo mismo, la llevamos a las casas de aquellas personas que no pueden venir o que se encuentran enfermas.”

Juan Miguel, ha querido transmitir su agradecimiento a todas las personas que están colaborando: “vecinos, ciudadanos, feligreses, voluntarios y, por supuesto, a Grupo Ruiz. Estaremos eternamente agradecidos por sus gestos de solidaridad y rezamos todos los días por ellos”.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *